lunes, 23 de junio de 2014

Trucos de belleza caseros


Hola a tod@s, ya estoy aquí de nuevo. Esta vez dedico el post a una temática que me encanta, los truquitos de belleza y además low cost ya que son con productos caseros. ¿No os parece genial?
Y es que no hay nada como utilizar los ingredientes presentes en la naturaleza para cuidarnos tanto por dentro como por fuera. Todo natural y sin elementos químicos y todo sin importar la edad o el sexo. ¡COMENZAMOS!


TÓNICO FACIAL DE TÉ VERDE
Como ya sabéis la misión del tónico es retirar los posibles restos de suciedad que la leche o gel limpiador no ha podido eliminar, así como restablecer el ph, cerrar poros y aportar suavidad y frescura a la piel.

Ingredientes:
Una bolsita de té verde (también se pueden usar hojas)
Medio vaso de agua
Un disco de algodón 

Pasos a seguir:
1- Comienza calentando el agua
2- Cuando entré en ebullición retira del fuego y añade el té
3- Deja que repose durante 10 minutos
4- Cuela en caso de las hojas o retira la bolsita
5- Una vez haya enfriado la tisana, empapa el disco de algodón en ella y aplica el producto sobre el rostro habiéndolo limpiado previamente con suaves toques y sin arrastrar. Puedes guardar el líquido sobrante en un frasco limpio y conservar en el frigorífico incluso durante varias semanas.

El té verde posee propiedades astringentes y antioxidantes, ideal para pieles grasas, sensibles y ayuda a prevenir arruguitas.


TRATAMIENTO CON HUEVO PARA LA PIEL SECA
Este tratamiento es también de los más económicos y es ideal para aquellas pieles sedientas de hidratación. 

Ingredientes:
Un huevo
Una cucharada de aceite de oliva
Una cucharada de agua de rosas

Pasos a seguir:
1- Separa la clara de la yema del huevo e introduce esta última en el interior de un recipiente limpio
2- Después vierte el aceite de oliva y el agua de rosas en el mismo cuenco y mezcla bien todos los ingredientes
3- Antes de aplicarlo deberás haber limpiado el rostro en profundidad, para un mayor efecto
4- Extendemos el producto por el rostro ayudándonos de un pincel grueso
5- Deja reposar durante 20 o 25 minutos y retíralo enjuagando con abundante agua tibia
6- Puedes aplicar esta mascarilla una vez por semana. Además de hidratar es un potente tensor de la piel dejando una piel suave y tersa.



MASCARILLA PARA PIEL GRASA CON MENTA
Ay esas pieles grasas que tanto nos preocupan, el exceso de sebo, puntos negros, granitos, poros dilatados y brillos indeseados. Pues bien, esta mascarilla ayuda a paliar de forma eficaz todos estos problemas.

Ingredientes:
Un puñado de hojas de menta
Un limón 

Pasos a seguir:
1- Corta el limón por la mitad y exprime una de sus partes.
2- Guarda la otra en la nevera para que se conserve en buen estado y poder reutilizarlo para otra cosa o para este truco de belleza de nuevo
3- Vierte una cucharada grande de zumo de limón en un cuenco limpio
4- Pica la menta con un cuchillo e introdúcela en el cuenco junto con el limón 
5- Empapa bien las hojas y añade más limón si es necesario. Una vez untadas, coloca las hojas húmedas sobre el rostro y deja reposar sobre 15 minutos aproximadamente
6- Puede escocer un poco pero es normal. Pasado este tiempo retira el producto y enjuaga con suavidad la cara sin frotar demasiado ya que favorecemos a la aparición de más sebo.

El limón posee unas grandes cualidades astringentes y la menta a su vez calma y alivia el hinchazón y rojeces.

Pues hasta aquí el post, espero que os haya resultado muy interesante y útil y ya sabéis ponedlo en práctica y dejad vuestros comentarios al respecto.
Muchosssss besos y ya sabéis love love forever.