lunes, 6 de octubre de 2014

SI, ESTOY MÁS GORDA... ¿Y QUÉ?

Algún que otro año y 15 kg de diferencian una foto de la otra. Mis piernas no son tan esbeltas, mi cintura ha redondeado, mis brazos no se perfilan tan finos y mi cara está más rellena. ¿Y qué? Esa es la cuestión. Me sigo viendo bella, esta claro que mi físico es diferente pero sigo siendo mi esencia, me sigo arreglando delante del espejo antes de salir, sigo siendo presumida y coqueta y lo más importante sigo siendo Yo misma. No ha venido ningún extraterrestre a sustituir mi cerebro, mis sentimientos, mi personalidad y mi sentido del humor. Entonces ¿por qué ya no soy tan válida para parte de la sociedad? , ¿Sabeis por qué? Porque estamos locos, ciegos y obsesionados por un canon de belleza a veces imposible.

Hay gente que me ha dicho que como me atrevo a ser bloggera siendo gorda y ¿por qué no? Mi visión de la moda es la misma que antes y la belleza no está sólo en una talla que quede claro. Y me siento orgullosa de ser como soy. Puedo adelgazar, pero ¿sabéis qué? QUÉ NO QUIERO. Prefiero una curva en mi cuerpo a una obsesión, una cadera voluptuosa a una dieta y una cara ancha a una frustración. 

Y chicas, las que os sentís identificadas conmigo y tenéis que aguantar los comentarios despectivos, las chismosas, las miradas y risitas... Os ánimo a andar con paso firme, levantar los hombros y la barbilla y comeros el mundo. Cuando queramos adelgazar lo haremos y sino NO PASA NADA.



Quien no recuerda a la entrañable Bridget Jones, con su eterna sonrisa y su cuerpo curvilíneo.

Y aquí un ejemplo de mujeres al poder que no han dudado en lucir orgullosas sus nuevas curvas.

















Y recordad, podéis ser como queráis,siempre y cuando seáis felices. 
Besos a todos y espero que os haya llegado al corazón, amor amor.