jueves, 16 de octubre de 2014

PASOS PARA UNA BUENA LIMPIEZA FACIAL

 
 
Muchas de vosotras queréis saber los pasos correctos a la hora de hacer un buen ritual de limpieza facial y qué pasos hay que seguir y sobre todo el orden de los mismos. Pero no os preocupéis porque son solo 5 fases sencillísimas de las cuales dos de ellas no son diarias sino que pueden hacerse una vez por semana. Vamos allá con la explicación:
 
  • PASO 1. LIMPIEZA. Siempre que se quiera tratar la piel de cualquier forma el primer paso imprescindible es la limpieza. Es el paso más importante porque nos va a permitir eliminar la capa de suciedad superficial y eliminar los restos de grasa. Tenéis que pensar que nada va a surtir el mismo efecto en nuestra piel si no está totalmente inmaculada, ya que no nos permitirá una buena penetración del producto. No olvidéis escoger el cosmético que más os convenga según vuestro tipo de piel: leche para piel seca y gel o mousse para piel grasa o mixta.
 
  • PASO 2. EXFOLIACIÓN ( Solo una vez por semana ). Este paso es muy beneficioso y nos va a ayudar a eliminar más profundamente la suciedad y la piel muerta sobrante, ya que hacemos un efecto de rascado sobre la piel, por eso no hay que abusar de él. Lo aplicaremos sobre la piel húmeda y lo frotaremos suavemente con movimientos circulares. Una vez terminado el ritual, aclarar con abundante agua y secar la piel a pequeños toques.
 
  • PASO 3. TONIFICAR. Una vez limpia la piel es importante que tonifiquemos, puesto que este producto además de aportar frescura y calmar nuestra piel, nos va a ayudar a reestablecer el ph que hemos modificado a la hora de limpiar y exfoliar. Hay gente que nunca realiza esta parte de la limpieza pero para mi es muy interesante.
 
  • PASO 4. MASCARILLA ( una vez por semana ). Es la hora de aplicar la mascarilla, la hay de muchísimo tipos así que podremos elegir entre una amplia gama. Una vez en la piel, no viene mal relajarnos en un lugar tranquilo y dedicadnos unos minutos para nosotras. Según la mascarilla la dejaremos actuar entre 15-20 minutos a 30 minutos. Una vez terminado este tiempo, aclarar con abundante agua y secar bien la piel, pero ya sabéis sin arrastrar ni frotar.

  • PASO 5. HIDRATACIÓN. Es el último paso y el más efectivo. Una vez la piel esté tratada y limpia llega la hora de aportarle ese extra de nutrición que ésta nos está pidiendo a gritos. Es su agua y su grasa necesarias para sobrevivir y mantenerse bella. Tendremos que elegir la más adecuada para nosotros/as ( piel seca, piel mixta, piel grasa, piel sensible...). Por eso, es muy importante un buen diagnóstico de la misma y no usar productos que no sean los adecuados, ya que a la larga puede provocar el efecto rebote y contrario a lo que deseamos. La crema siempre la aplicaremos con movimientos ascendentes en el mentón para no favorecer su caída. Y hacia las orejas y sien en la zona central de nuestro rostro. Si nuestra piel es muy grasa evitad manosearos demasiado la cara ya que podemos producir más grasa.
Y esto es todo, espero que os haya sido de ayuda y sobre todo que os haya gustado. Muchos besossss.